“Mis canciones son como un diario que comparto con mis fans”

Ángel Pérez

¡Bueno, bueno, bueno mi gente buena! ¡Os tengo una noticia que vaya tela! Y es que…

¡¡POR FIN HE HECHO MY FIRST ENTREVISTA (nótese mi B1) para MOTV!!

Gracias, gracias, sé que me estáis aplaudiendo. Este momento se lo dedico a mi madre que blablablá y todas esas cosas de discurso que todos os sabéis.

A lo que iba, que esto de enrollarme con las persianas se va a convertir en mi sello de identidad, pero es que me gusta hablar con vosotros como si de cafelito a las 4 de la tarde se tratase, ustedes sabéis. Bueno, que el caso, que hoy os traigo mi entrevista con alguien con quien ha sido un placer charlar, como si tomásemos ese café: ¡¡MARÍA AGUADO!!

Dejad de aplaudir, que no está aquí conmigo escribiendo esto.

Para los que la conozcáis, poco tengo que decir de ella, y para los que no, pues ¡muy mal! maria-aguado-2pero aquí os la presento. ¡Vamos a hacerle la ficha!

Nombre: María Aguado
Lugar de nacimiento: Talavera de la Reina
Profesión: Singer/Cantante – Artista
Discografía:
– Tiempo Al Tiempo (2010)
– Me Toca A Mí (2012)
– Mi Rincón (2015)
– ¿?: PRÓXIMAMENTE…

Bueno creo que con esto tenéis para empezar así que, vámonos que nos vamos para la conversación que mantuvimos.

 

MARIA: ¿De dónde eres?

ÁNGEL: De Sevilla. (Parece que ella me entrevista a mí).

M: El acento te delata bastante.

(Nos reímos porque ya somos friends).

A: ¿Qué tal? Tienes concierto aquí en Madrid, ¿cierto?

M: ¡Sí! Mañana (día 12/01) y es el último que hacemos antes de meternos en el estudio y empezar a grabar lo que sería el siguiente proyecto, que no sé si primero sacaremos un single antes de sacar cuarto disco o directamente el disco. Estamos ya en modo composición.

A: ¿Qué nos dirías de tu último trabajo?

M: ‘Mi Rincón’ para mí fue el disco más personal hasta día de hoy, pero realmente ha sido un disco del que me llevo mucho, porque ha habido un antes y un después entre mis discos anteriores y éste. Con ‘Mi Rincón’ he recorrido toda España. Lo grabé entre México, Los Ángeles y aquí, y mis fans (que prefiero llamarles Coquitos, porque se bautizaron así) van creciendo y eso te va dando más fuerzas para seguir componiendo.

A veces, se ponen en contacto conmigo a través de las redes sociales contándome qué les pasa, su día a día o les ves en fotos y eso te hace ver las cosas desde una perspectiva que desconocías porque, al ser una masa mayor, puedes ver el conflicto que viven tanto chavales como gente más mayor que oye mi música. Tenemos el público de Facebook, de Twitter y de Instagram, abarcamos a mucho.

Pero en definitiva, yo siempre he dicho que mi música es para gente valiente. Me encanta el mero hecho de hacer un concierto benéfico por el ratito que voy a estar cantando. Los chavales despejan su mente y su lucha constante y lo refugian con mi música. Eso es algo maravilloso. Con este trabajo tuve la suerte de experimentar ese tipo de cosas.

A: He visto que eres madrina de la Asociación Down Talavera.

M: ¡Sí, me hicieron madrina! Yo fui a un evento y me presentaron no sólo como María Aguado, la cantante, fue algo como: “¡Tenemos aquí con nosotros a nuestra madrina!” Y yo: “¡oh, qué bonito!” Fue muy emotivo. La verdad es que todo lo que pueda hacer por y para ellos…

A: Eso es muy bonito porque, tú piensa que, una vez que vas teniendo un éxito, es porque ya repercutes en la vida de más personas, y ya aparte el hecho de que seas madrina de Down Talavera, es lo que te hace acercarte más a ellos. ¿Qué piensas que es más importante: que escuchen tu música como tal o que te conozcan sabiendo quién eres?

M: Yo siempre diferencio mucho mi vida personal. Cuando soy la María Aguado que está con su familia o amigos, puedo subir una foto a las redes sociales con ellos, pero soy bastante celosa de mi intimidad. Si tengo pareja o no, no voy a subirlo a mis redes sociales, por ejemplo. Eso te lleva a vivir como con una doble cara de “me oculto y estoy con mi gente cuando quiero” sin necesidad de que todo el mundo conozca a quienes realmente pertenecen a ese grupo. Pero siempre he dicho que, por ser artista, nunca tienes que dejar de ser persona. Me refiero a que a mí la parte humana (no sé si es porque mi padre es psicólogo y me han educado así desde pequeña), el dar un abrazo a quien lo necesita, ponerte las manos (que las tenía muy calentitas para el frío que tenía yo en Madrid). Soy más de abrazar y sentir a la persona. Cuando un fan viene a un concierto y se emociona porque me puede dar un abrazo o hablar conmigo, me emociona más que cuando me dicen “¡conozco tu canción! Porque puede que la hayas escuchado, pero no comprendes a lo mejor lo que realmente dice su letra.

A: La música por la música suena a algo bastante frío…

M: Eso es. Por eso es precioso que, en los conciertos, la gente sienta tu energía y se metan contigo en el papel, porque se puede caer en el doble filo de que pueda dar una imagen de una tía super seria o seca y luego soy todo lo contrario y lo pueden percibir en el tú a tú.

A: ¿Crees que el hecho de que esté creciendo tu número de fans puede hacer más difícil ese contacto físico con ellos?

M: Yo pienso que hoy puedo manejar todavía los mensajes que me llegan, aunque todavía tenga unos 200 mensajes sin responder por mi cumpleaños. Recibí más de 1000 en redes. No puedo abarcarlo ahora mismo. Ahora que lo pienso… Creo que alguien que conozca a María Aguado la artista, conoce a la María Aguado de casa. Soy igual de cercana. Si mis amigos me llaman y me necesitan ahí estoy, con mis fans intento hacerlo con mis canciones y mis conciertos. Puede que algún día no pueda con tanto, pero, aunque ahora por promoción, alguien de mi entorno maneje mis redes, tienen prohibido entrar en los mensajes, porque eso es algo mío, porque soy yo la que está diciéndole las cosas, de verdad. Espero poder seguir haciendo eso por mucho tiempo.

A: Si hacemos un repaso de tu trabajo, se nota que has ido evolucionando.

M: Claro, hemos ido evolucionando. La edad, aprender nuevas cosas, ver que lo que antes parecía importante ahora no es nada o ver que lo que no era nada, ahora es un mundo…

A: Sé de lo que hablas. Tenemos más o menos la misma edad, hemos vivido la época Tuenti…

M: ¡Total! Antes te importaba en qué te etiquetaban y qué cara tenías y ahora te ponen un icono y ya está. Por ejemplo, le dije el otro día a mi madre: “Mamá, acabo de cumplir los 26 y siento como que tengo más responsabilidades y que con ellas también tengo más ganas de abarcar todo a lo que mi trabajo se refiere.” En el primer y segundo disco y en los singles que saqué hasta lanzar el tercer disco, yo no me ocupé de la producción porque tenía 16 años cuando empecé a grabar y decía “el productor y el mánager sabrán lo que hacen”, pero ya cuando empecé a componer mis canciones del tercer disco dije PORTADA-MI-RINCÓN-1024x1024.jpg“vale, ¡es que el sonido que tengo aquí es lo que quiero que escuches en casa!”. Y al ser uña y carne con mi productor le decía como quería escuchar las guitarras de fondo, el piano y él me aconseja desde su punto de vista. Esta vez me he metido hasta en el diseño del formato físico del disco y por eso la portada es como las fotos que subo a Instagram y la contraportada tienes un dibujo ideado por mí.

Con el siguiente disco, quiero superarme aún más y aprender nuevas cosas. Aunque me encante mi tercer disco, sé que hay cosas que puedo mejorar y que voy a mejorar. Tengo muchísima energía y siento muy buenas vibraciones por la situación actual en la que estoy. Esto es una pirámide que hay que escalar y yo no tengo prisa, llevo luchando muchos años y todavía me queda mucho.

A: ¿Cómo es esa lucha?

M: Es dura, pero a mí no me gusta que me regalen nada. Si lucho y gano algo, para mí es mucho más que el no saborear lo que me costaba subir ese escalón. Mi pirámide se compone de escalones y algún día llegaré al más alto que pueda, pero lo haré sabiendo que lo hemos conseguido mi equipo y yo con nuestro esfuerzo.

A: ¿Qué ves de aquí a 10 años?

M: Yo me veo en el mundo de la música y me veo posicionada de una forma algo mejor que hoy. No creo, que lo diga de una forma egocéntrica ni creída, pero me conozco y sé que soy muy constante y luchadora. Soy consciente de que lo que conseguimos hoy, lo podemos perder mañana.

A: Entonces, ¿serías tu más la de los pies en la tierra dentro de tu equipo?

M: Hay mucha gente que te decora las cosas y yo no quiero que me vendan humo, para eso están los fumadores ya. Me gustan las cosas claras. Si algún día, por ejemplo, saco una canción que no es buena o que no la he interpretado bien, necesito que me lo digan. Igual pasa después de los conciertos, que todo el mundo te abraza y te elogia, pero yo necesito saber también en qué puedo mejorar. No se trata de vivir en lo negativo, pero quiero mejorar y avanzar para dar cosas nuevas a mi público.

A: ¿Piensas que, en lugar de haber empezado tu carrera por ti misma, podrías haberlo hecho en un talent show como OT o LA VOZ?

M: Tengo muchos amigos que han salido de La Voz y OT y no he salido de ninguno porque yo tuve la suerte, con 14 años, eso que para mí era un hobby mi madre lo convirtió en algo más cuando me regaló mi primer máster de canto tras morir mi abuelo (que era con el único que yo cantaba). Lo que hacía era traerme de Talavera a Madrid al salir del colegio para que estuviese durante horas estudiando lenguaje musical, técnica vocal, interpretación, guitarra, composición… Después volvíamos. Así estuvimos durante 2 años varios días a la semana. Y lo curioso de ello es que, para poder acceder a las clases, había que pasar un casting. Era como un OT, pero sin cámaras ni alojamiento. Tuve esa suerte. Lo que me apasiona de OT es que aprendan tanto en una academia y me impresiona cómo esos chicos valoran el aprendizaje e intentan aprovecharlo.

Es cierto que todo esto es diferente si hablamos de lo que a la cara física se refiere. Yo he ido por la calle con amigos que han salido de alguno de estos programas y les han parado para hacerse fotos. A mí, a lo mejor, de 100 que les paran a ellos, me paran 10, pero me conocen por mi música y no por salir en la TV simplemente.

En definitiva, yo ahora voy a componer mi cuarto disco y, al final, los chicos de OT están teniendo la formación que yo ya he tenido y que sigo teniendo. Esto es como ser atleta: la voz viene de músculos que hay que seguir entrenando y cuidando constantemente. De lo que me quedo de los talent show es con la disciplina con la que aprenden. Fíjate el caso de Bisbal y Bustamante, que hicieron de la música su realidad y fueron conscientes de lo que cuesta. No todo es cantar bonito.

A: Y ¿cuál es tu realidad para ese cuarto disco?

M: He pasado un 2017 duro, de pérdidas de personas a las que quería y quiero mucho y ha sido muy duro, pero he aprendido mucho de mí misma. Creía que no era tan fuerte en muchos aspectos, pero sí que lo soy. Esto me ha ayudado a descubrirme una vez más. Te desnudas para volver a vestirte, pero sólo con tu propia piel. Tienes que abrirte para sacar lo más bonito y lo más feo que hayas vivido, haciendo una limpieza interna. ¡Suerte que tengo al psicólogo en casa! Pero, por ejemplo, con las canciones de ‘Ombligo’ y ‘Amor de verano’, aunque sean más cañeras, cuento historias. Una la compuse cuando me pusieron los cuernos en la época que estaba entre México y España y encontré ropa interior de otra persona en mi casa y se llama así porque él odiaba que le tocasen el ombligo y la otra trata sobre esos 15 días de verano en lo que sientes un amor de lo más intenso para que todo se acabe y cada uno vuelva a su realidad. Mis canciones son como un diario que comparto con mis fans y hay veces que ellos me mencionan, por ejemplo, el día de reyes, compartiendo que les han regalado mis discos o que mis canciones les ayudan y hacen de un día de mierda, un día genial.

A: ¡Lo que se debe sentir! Te lo digo desde mi punto de vista como estudiante de periodismo. Que a mi me digan “mira he leído tu artículo”, me llena. A ti te debe pasar igual cuando sabes que escuchan tus canciones y les ayudas.

M: Cuando me pasó la primera vez, que saqué mi primer disco con 17 años, de repente en mi primera firma de discos, todo el mundo (mis amigos, mi familia y gente que llevaba años sin ver) estaba allí esperándome para que les firmase y me hiciese una foto con ellos. No me lo podía creer. Cuando llegué a México con mi segundo disco, canté delante de 50.000 personas y de ellos, al menos 20.000 se sabían mis canciones porque yo los oía.

¡Me han pasado cosas tan bonitas…! Y, sin embargo, el concierto con el que me quedo es el que di en el hospital para parapléjicos de Toledo para la presidenta de mi club de fans, a quien tuvieron que operar, y el resto de pacientes. Lo organizamos y para mí eso será inolvidable al ver como chavales en silla de ruedas o en las camillas, llamaban a los enfermeros para que les ayudasen a moverse al ritmo de la música y me bajé a la pista para disfrutar con ellos, teniéndolos cerca y respirando el mismo aire. Es como tener una foto en mi cabeza.

Y algo que me impresionó mucho fue ver como un chico de Málaga, al que le diagnosticaban una discapacidad del 90% tras un golpe en el cuello, después de 6 años, me ha mandado fotos andando, con su novia y sus padres en su 18 cumpleaños, volviendo a jugar al fútbol. Eso es una maravilla y lo mejor es que yo he visto esa evolución y que él diga que mi música contribuyó a ello. Esas historias son las que llenan.

A: Para terminar, esto no tiene nada que ver con todo lo anterior, pero necesito preguntarlo como forma de reivindicación. ¿Crees que el ser mujer te ha afectado en el mundo de la música? ¿Existe sexismo en él?

M: A mí me han dicho muchísimas personas: “¡Ay María, si fueses un chico, sería todo diferente!” Yo no lo creo, pero si que es cierto que el fenómeno fan femenino hacia los chicos es como más intenso, entonces, yo al 100% no creo eso. No voy a cambiar mi forma de ser o de cantar o de expresarme porque unos me digan que debería ser de otra manera. Yo soy como soy y SURJO DE LA NADA, como dice la canción. Soy como soy y si piensan que por ser chica voy a llegar a menos, me encargaré de demostrar lo contrario porque si me pongo límites, mal vamos.

20180112_215547.jpg

Y al final, acabó preocupada ella por mi comodidad durante la entrevista en vez de hacerlo yo por la suya. Ésta es María Aguado, mi gente. Después de la entrevista, nos fuimos desde MOTV hasta su concierto para comprobar lo obvio. Y es que creo que María me ha obligado a hacerme de sus Coquitos. ¡Estoy esperando su próximo trabajo como si de la última temporada de ‘Juego de Tronos’ se tratase!

¡Muchas gracias, María, desde MOTV! Aquí estamos para ver cómo surgiendo de la nada, escalas lo escalones de tu pirámide hasta la cima.

PD: Chinchaos que tengo un disco suyo firmado, pssss.

 

Anuncios

Un comentario en ““Mis canciones son como un diario que comparto con mis fans”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s