“Discográfica por la que pasábamos, discográfica que cerraba”

David Hernández

Madrid. Plaza del 2 de mayo. Malasaña. Barrio del rock&roll, lugar de la movida. No se me ocurre mejor emplazamiento para reencontrarme con un viejo amigo. Un rockero reinventado que ha tenido que ir adaptándose a los tiempos. A Javi Delahaus lo conocí en la cama de un hotel en Ciudad Rodrigo (Salamanca). Sé que suena raro. Pero no tiene nada que ver con lo que vuestras mentes pueden estar imaginando. Una de esas entrevistas peculiares que se hacían en las (muchas ya desaparecidas) televisiones locales. Era el verano de 2004. Presentaba mi primer programa televisivo, ‘Tinto de verano’, un espacio gamberro donde no me perdía una sola fiesta. Y allí, en la habitación en la que La Loca María descansaba antes de su concierto, me colé para dar un poco de guerra, micrófono en mano.

La mítica banda que luchó contra viento y marea, logrando su propio espacio en una industria por entonces copada por los discos de los concursantes de la primera edición de ‘Operación Triunfo’, ya no existe. Pero algunos de sus músicos siguen en la carretera.

Desde hace un par de años años, el líder de la banda, Javi Delahaus, tiene un nuevo proyecto junto a su pareja, Rocío Martín. En 2015, publicaban el primer EP de Delahaus. Un disco pop luminoso, con melodías pegadizas, voces envolventes y sutiles detalles de sintetizadores y guitarras llenas de fuerza.

Delahaus-MOTV-2

Ahora, acaban de lanzar nuevo single, ‘Arcoíris Lunar’, que presentarán esta noche en un concierto que tendrá lugar en el Costello Club. Una canción con una letra muy poética. “El arcoíris lunar es un arcoíris que sale alrededor de la luna, un fenómeno complicado de ver,” narra el músico. “Una noche, en la playa, lo vi por casualidad. Nunca lo había visto y flipé. Pensé que era un buen título para una canción.”

Rocío cuenta que el tema habla de “una pareja que es raro que se encuentre, hay atracción y a lo mejor puede haber algo entre ellos, pero parece que la vida no quiere que estén Delahaus-MOTV.3juntos. Es tan raro que pase algo entre ellos como que aparezca un arcoíris lunar. Siempre están buscando encontrarse, pero no se da nunca el momento.”

La canción esconde otros mensajes. “Hablamos de una explosión solar que colapse las pantallas. Leí un día que estos fenómenos pueden afectar a todos los mecanismos electrónicos. Se puede quedar una ciudad entera a oscuras,” comenta Javi. “Creo que le vendría muy bien a la sociedad actual que se vaya todo a la mierda durante un momento y que no haya Instagram ni Facebook, porque es cansino.” Rocío añade que no cree que sea problema de la tecnología, sino del uso que se hace de ella. “A mí me apasiona y doy gracias de que el mundo evolucione y haya cosas tan importantes como un móvil, gracias al que puedo irme a la playa y trabajar desde allí sin estar atada a una oficina.” También mencionan “un algoritmo visual que reinicie las miradas,” por la importancia de que la gente vuelva a aprender a mirar. “Ahora ves a la peña por la calle mirando al móvil. Se ha perdido la observación de las cosas,” señala el músico.

Delahaus surgió de la necesidad de seguir haciendo música y compartir sus sentimientos e inquietudes a través de canciones. “He ido desprendiéndome de todo lo que tenía alrededor. Estaba con el grupo de toda mi vida. Monté un grupo con uno menos. Hasta quedarme yo solo,” explica el exvocalista de La Loca María. “Estaba pensando en hacer un proyecto musical con mis canciones. Rocío es una persona muy musical, tiene muchas ideas y canta súper bien. Entonces, dije que, si somos pareja, también podríamos compartir algo más: un grupo.” Ella llevaba años con la idea de formar parte de una banda. Siempre ha estado rodeada de músicos, trabajando en emisoras de radio como Los 40. “He tenido oportunidades, pero no veía el momento,” dice. “¡Hemos tardado 10 años en montar una banda él y yo también!” Siempre está creando, involucrada en varios proyectos a la vez. Eso es lo que hacía que nunca viera la hora de cumplir este propósito.

delahaus-motv-4.jpeg

Esta noche, a las 21.30, Delahaus compartirá escenario con Pasonegro y Nikaenen en Costello Club.

La Loca María

-Para el concierto de esta noche has recuperado a algunos de tus excompañeros. – le digo a Javi.

-En realidad, me han recuperado todos a mí. Como no espero nada de la música, voy a mi ritmo y no tenía previsto volver a los escenarios de momento. Pero un amigo que va a tocar con su banda, me ofreció compartir escenario. Le dije que no, que estaba acostumbrado a tocar con banda y no tenía. Se ofreció a tocar la batería. Me lo pensé, hablé con Fernando de La Loca María y me dijo que él tocaba también. ¡Ya tenía batería y teclista! Hablando con Diego Nikaenen, me dijo que estaba deseando ser guitarrista de un grupo, que siempre había sido compositor y cantante.

-Igual que viste aquel arcoíris lunar, los astros han querido que esta noche subáis al escenario.

-Todo el mundo hizo que tocásemos. No lo fui buscando. Se ofrecieron porque nos quieren y querían apoyar el proyecto. Así ha surgido tocar con banda y recuperar la parte social de la música que había perdido.

-Sois unos supervivientes. La Loca María consiguió hacerse hueco en una época muy difícil.

-Nuestro primer disco nos pilló con la primera edición de ‘OT’. No había nada más en la radio. Cuando en 2003 sacamos la reedición del disco, había un poco más de espacio. Pero la industria discográfica estaba en pleno cataclismo. Teníamos la broma de que discográfica por la que pasábamos, discográfica que cerraba. No sabíamos si cerraban por el problema de la industria o las cerrábamos nosotros. Nos comimos una La-Loca-Maria.jpegépoca difícil, pero tuvimos una buena agencia de management y estuvimos tocando por todos lados.

-¿Qué os pasó?

-Con la banda, empezamos en el 91 y nos separamos en 2005. Estuvimos años entregados a la música, ensayando todos los días, sin poder hacer planes, sin poder tener una experiencia en el extranjero por el grupo… Eso machaca. Y si ves que no llegas al público realmente, que no acabas de enganchar, hay un desgaste. Las relaciones personales cada vez son más complicadas, te vas haciendo mayor, la gente se casa, quiere tener algún hijo… En vez de ser una piña de 5 amigos, cada uno va teniendo su vida… Uno petó un poco de la cabeza y disolvimos la banda.

-Pero continuasteis sin él como Basonautas.

Montamos una banda con otro nombre por no hacer el feo de seguir sin él. Seguramente fue un error porque todo el trabajo previo que habíamos hecho se perdió. Empiezas con un proyecto nuevo, con un nombre nuevo que nadie conoce y da igual todo lo que hayas hecho antes. Tendríamos que haber pillado otro guitarrista y seguir los demás. Pero estábamos tan hartos de la situación que no le quisimos hacer el feo. Aunque bueno, se lo tendríamos que haber hecho seguramente.

Sigue a Delahaus en…

Twitter
Facebook
Instagram

Anuncios

Un comentario en ““Discográfica por la que pasábamos, discográfica que cerraba”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s