Gordofobia

 

Soy Un Perdedor

La última vez que escribí os contaba de cómo me había enganchado a las redes de Potxolo Politxu (nombre falso, inventado para proteger la identidad de los inocentes), el novio de la Bebé (nombre falso inventado para proteger la identidad de los inocentes). La Bebé era una chica con la que yo había tenido un lío de una noche.

(Os resumo a los que no habéis entrado antes a este blog: Me acosté con una chica increíblemente bella que iba muy, muy, muy borracha. Y al día siguiente, cotilleando por Facebook, descubrí que era la novia de uno de los mejores partidos de Bilbao. Rico, bien parecido, alto, surfista, toca en un grupo, estudió un master en literatura comparada en Estados Unidos y según la leyenda urbana también estudió un curso de batería en Japón. Escribía en la misma revista en la que yo escribía en Bilbao (y en la que no nos pagaban a ninguno), una cosa de un moderno y hípster tremendo, y escribía bien Y yo no hacía otra cosa que pensar ¿por qué esta chica, teniendo al hombre perfecto, le ha puesto los cuernos conmigo?)

 

Bien. Seguí al novio por redes…

Era fácil engancharse a su vida porque el novio debe ser adicto a las redes. Envía tuits cada diez minutos, postea imágenes en Instagram, cada cuatro horas, publica en Facebook más o menos tres veces al día, y todo en abierto. Y escribe artículos a razón de tres por semana que va publicando en medios post hípsters (El AUX, el Vice, el Fantastic Plastic, El Playground, cosas así…), y por los que no le deben pagar un duro. En todos, siempre habla sobre sí mismo. Aunque reseñe un libro, un disco, una película, un concierto, siempre acaba hablando sobre sí mismo, en plan: Pues fui a ver este concierto justo el día en que llevaba un bajón increíble de coca y me sentía súper triste porque mi novia me había montado un pollo por teléfono y entonces me sentí súper identificado con lo que el cantante decía en la letra de tal canción. Os hacéis a la idea. Por cierto, Potxolo escribe muy bien.

Al cabo de dos o tres días completamente enganchado a las redes de Potxolo me empecé a sentir muy culpable porque La Bebé me estaba enviando mensajes por WhatsApp a ver si se pasaba por mi casa a recoger los libros que se había dejado la última vez que estuvo allí. Y si venía, pasaría… lo que tenía que pasar. Su novio vivía lejos, se veían una vez al mes, como mucho. El novio estaba buenísimo, sí, era inteligentísimo, sí, pero era un neurótico. Y probablemente la Bebé se sentía sola y un poco triste.

Así que como David se sabía toda la historia y nos había visto juntos a la Bebé y a mí, me dirigí a él para pedirle consejo.

Inciso importante:

Mi primo David, el creador de esta web, MOTV, es un auténtico animal social. Es el tipo con mayores habilidades sociales que yo conozco. Se conoce a todo el mundo. Cae bien a todo el mundo. Tiene amigos y conocidos que salen debajo de las piedras. Esto es importante para que entendáis lo que pasó después

Cuando mi primo vivía en Bilbao trabajó en Durango TB y después en Bilbovisión.


Conocía a todos los periodistas jóvenes de Bilbao (que no son tantos) y fue a él al primero al que llamaron para que escribiera en AUX, puesto que en Bilbao él era una cara conocida. Él no podía colaborar allí, porque no tenía tiempo, pero propuso que lo hiciera yo, que entonces no tenía cosa mejor que hacer (yo solo trabajaba los veranos, en mi chiringuito playero de Laida). Eso quiere decir que él, en el fondo, tiene mucha mejor relación con la gente en AUX que yo, que simplemente me limitaba a enviarles los artículos y punto. Yo no soy particularmente sociable y casi que ni me pasaba por la redacción.

En fin, que cuando le conté la historia a David, él me dijo:

– Primo, no quería contarte esto, pero creo que lo tienes que saber

Entonces me enseñó una conversación de un grupo de WhatsApp en el que estaban algunos de los colaboradores de AUX. Y al que a mí no me habían invitado pero a David sí, pese a que yo sí que escribía en AUX pero David no.

En el grupo estaba precisamente Potxolo Politxu.

Potxolo incluía capturas de pantalla que probaban que yo había comenzado a seguirle en Twitter e Instagram.

Y luego se ponía histérico.

“Pero qué asco. Como puede seguirme la gorda mamarracha ésa? QUÉ HORROR!!! Me da mazo asco ese gordo seboso con sus lorzas ¡qué he hecho YO para merecer esto?”

Sus amigos le reían la gracia con montones de emoticonos  de caritas sonrientes y aplausos.

happy.png

En ese momento David intervenía muy cabreado:

– Oye, tú,  no sé si te das cuenta de que estás hablando de mi primo.

Ahí  se montaba una tremenda. Potxolo le decía que “su primo” (o sea, yo) era una sosa con lorzas, algunos de sus palmeros se reían, otros apoyaban a David, y finalmente el administrador del grupo (el propio Potxolo) echaba a David del grupo.

Inmediatamente David empezaba a recibir mensajes de todo el mundo diciéndole que no le diera más importancia al tema, que ya todos sabían cómo era Potxolo, que estaría de coca, o de un bajón de coca, o que se habría metido cincuenta cafés de golpe, o que tendría el bajón de los cincuenta cafés, pero que daba igual, que ya todo el mundo sabía que a Potxolo no había que tomárselo en serio y que no le diera más importancia.

bullying

– Por eso decidí no decirte nada – concluyó David – No quería que te cogieras un rebote o que te deprimieras más por una tontería. Pero mira, el tipo está mal, lo sabe todo el mundo. Y la Bebé, por lo que vimos aquella noche, mejor no está. El pedo que se cogió fue épico. Luego se pone a morrearse contigo en el Aleatorio que la vio todo el mundo, pero sobre todo la vieron I. y Eme, que conocen por encima a la cuadrilla de Potxolo en Bilbao y se lo podían haber contado. O sea, que si quiere follar contigo, muy bien. Pero el pedo que pilló y lo loca que se puso… No sé, yo no lo vi normal, yo creo que está tan mal como él, que son tal para cual. Yo de ti no me metía en líos. Potxolo es muy conflictivo, ya te tiene bastante tirria y solo le falta que te tires a su novia. Y la novia está muy buena, pero no creo que yo que merezca la pena.

Antes de que siga con la historia de Potxolo y las razones que le llevan a un tío que no ha hablado conmigo en la vida a ponerme verde por un grupo de WhatsApp vamos a centrarnos en una cosa.

Imaginemos que Potxolo hubiera dicho “Aaaargh. Me sigue un gay, que asco”  o  “Aaaargh. Me sigue un negro, que asco.” Inmediatamente le hubieran acusado de homófobo o de racista. Pero si dice que le da asco que le siga un gordo, todo el mundo le ríe la gracia. Y si me llama “gorda” en femenino, tanto mejor. Así, de paso, puede ser homófobo, pero sin que se note tanto. Porque deja caer que soy maricón (aunque no lo sea) y me desprecia por ello, pero es más sutil.

Yo soy ese chico al que en primaria le dejaban solo en los recreos. Por gordo. Porque se suponía que no sabría jugar al fútbol. Ese chico del que hacían chistes los otros chicos en el instituto. Por gordo. Porque decían que moriría virgen.

Soy ese chico al que insultabas en el colegio…

Sí, sí, no se te ha olvidado.  Ese chico al que ponías motes, del que te reías por lo bajo. O no tan bajo.

Soy ese chico que se pasó la adolescencia en segundo plano acompañando a su primo que era el popular, el que ligaba en las fiestas. El que recibía las bromas sin gracia sobre mi peso. Aquel al que llamabas el Piraña.

El que pensaba que que nunca tendría novia ni resultaría atractivo a nadie por el tamaño de su barriga.

El que nunca entendió por qué ser gordo es considerado algo desagradable o feo, si mi abuela era gorda y yo la amaba.

El que no tenía tan claro que ser gordo significara  no follar. El que finalmente demostró que no tenía por qué ser así.

Soy ese gordo que un día se miró al espejo y se dio cuenta de que no era para tanto, aunque tras su puerta hubiera una sociedad que pensara justo lo contrario. El gordo que salió a la calle con una camiseta de Galaxy 500  y empezó a llevarse a vuestras novias, porque ellas apreciaban que yo fuera mucho más cariñoso y empático que vosotros.

Soy el chico que os da miedo porque no lo entendéis ni lo podéis categorizar.

Soy el gordo que ha vivido aguantando las risitas y los insultos.

Las miradas y juicios. Los comentarios y silencios.

Soy el gordo que aprendió a amar su cuerpo  independientemente de lo que me obliguen a sentir hacia él, o de lo que gente como tú diga de él.

Soy el gordo que se ha follado a tu novia. Supéralo.

gorda

( Gracias http://cuerposempoderados.wixsite.com/gordas)

Ya está bien de gente gilipollas criticando todo el día el físico de otros. ¿Por mi salud? Anda ya. Antes de venir a Madrid, cuando me diagnosticaron la depresión, me hicieron pruebas de todo tipo precisamente para ver si mi depresión tenía una base física (No la tenía, estaba – ¿ estoy? – deprimido por lo que pasó con mi novia y lo que pasaba con mi madre.) Y los análisis dieron perfectos. Colesterol perfecto. Todo perfecto. La tensión estable, todo iba bien. Potxolo que tiene ese cuerpo diez no duerme ni cuatro horas al día y es poliadicto, pero según los cánones él está sano porque tiene un cuerpo con el que podría hacer anuncios y por eso se permite criticar a los que no lo tenemos.

Ya está bien de corrección, de opresión. De patologización. Ya está bien de culpa, de victimización. De clasismo, racismo y homofobia disfrazadas de moderneo y hipsterismo, por favor.

Me queda contaros por qué Potxolo me odia tanto.

¿Sabe que me tiré a su novia? Es posible.

Pero ya os cuento mañana.

Y aquí tenéis las… ¡¡¡Cancioncitas!!!

La canta un hombre gordo.

Superadlo

 

La canta una mujer gorda. Superadlo.

 

 

Una mujer natural. No está delgada. Superadlo.

 

 

 

Sígueme en…

Twitter
Facebook
Instagram

 

 

Anuncios

22 comentarios en “Gordofobia

  1. Wowwwww!!!! Te has superado con la música esta vez!!! Espero que el moñas de tu primo (con todos mis respetos a David) no se le ocurra decirte nada…y sobre lo que cuentas ….ay! Maldita sociedad! yo también era la gordita de mi grupo de amigas… claro que en mi grupo pesaban menos de 50kg y medían 1,60m ..a su lado cualquiera estaba gorda… Pero, según mi opinión, al gord@ lo hace más gord@ su personalidad y complejos, su actitud y su forma de afrontar la vida… Por eso Potxolo es un top… cualquier síntoma de debilidad que muestre y caerá en picado… jajaja

    Me gusta

  2. Lo de incluir, como norma, una anécdota personal en los escritos me parece una muy buena técnica. Todo lo demás que cuentas sobre ese pobre chico me parece lamentable. Por cierto, en los lavabos del insti al que va mi hija, ayer un grupo de chicas se estaban mofando de un amigo suyo solo por ser gordo. ‘¿En serio? ¿y solo miran esto?…’ me ha preguntado ella esta mañana entre incrédula y asqueada.
    Yo no recuerdo que nadie se metieran conmigo en el colegio por estar rellenita (gorda), tampoco por llevar gafas e ir con un ojo tapado a clase, a veces; pero recuerdo que me sentía muy acomplejada. En mi adolescencia fui delgada,
    pero no todo el mundo sabe que – como apuntas en el artículo – existen delgados obesos y gordos saludables.

    Me gusta

  3. Tu eres ese chico que en este post se queja de que se burlaban de él por su fisico y es JUSTO lo que hiciste tu en el del autobus con otra chica.

    Me gusta

  4. Hola! He llegado aquí por tu tía. Me parece muy interesante lo que comentas, porque es algo muy común. Es muy probable que Potxolo sepa que te acostaste con su novia y por eso te deteste, porque no correspondes al “canón de belleza” y él sí. Por lo general la gente piensa que hombres y mujeres solo se fijan en el físico de una persona, pero eso no es cierto. Mi esposo es “rellenito” y a veces muchos me preguntan que por qué me casé con él. Mira, a mí no me importa eso, porque él para mí es Brad Pitt (o cualquiera que sea el galán del momento). Me enamoré de él también por otras cosas, su carácter, su personalidad, su sentido del humor; pero sobre todo por su seguridad. También fui solitaria en el cole, pero uno tiene dos opciones en la vida: dejar que eso lo lleve a la.ruina; o usarlo como “gasolina” para seguir adelante. Tampoco sabemos lo que haya sufrido Potxolo en su infancia, ni cuál sea su necesidad de atención. Así que sigue el consejo de tu primo, ignóralo y sigue tu vida! Un abrazo.

    Me gusta

  5. Por lo que he leído anteriormente tu si le das importancia al físico de las chicas.Y lo que ya me parece increíble es que estés orgulloso de liarte con una chica que iba muy borracha. Empecé a leerte por tu tía,que te hace más publicidad que las colonias en Navidad. Pero ahora lo dejo ya.

    Me gusta

  6. Ufffffff, opino como Gatalika, te empecé a leer por Lucía, y al principio no estaba nada mal, pero me está dando hasta ansiedad. Estás muy mal, y estás haciendo daño a quienes te rodeas. Tienes unos complejos espectaculares y los pagas con gente a la que parece que envidias. No, nosotros no tenemos que superar tu gordura, eres tú quien le da importancia. Y supera lo de tu ex, el stalkear a la peña y dar los datos suficientes como para ser reconocidos. Supera lo de juzgar a los demás, lo de dar pena, lo de llorar sin hacer nada por salir de ahí. Desintoxícate o te hundirás más y arrastrarás a quienes te rodean. Lo dicho, creas ansiedad y mal rollito. Una pena, porque escribes bien, pero lo enfocas fatal.

    Me gusta

  7. Uuuyy…. Menudos comentarios has arrastrado 😁!
    Yo comento en tu blog porque me gusta y de ese modo te apoyo a continuar. Muy rara es la vez en la que lo hago en otro lugar, pero de lo que si me he dado cuenta es que hay mucha gente con muy mal humor y mala leche comentado en general, me sorprende y mucho, porqué una cosa es dar tu opinión sobre algo que has leido y otra muy diferente es mal juzgar a la persona que lo ha escrito… No sé se me escapa mucho todo esto.
    Sobre tu post yo creo que no se trata de ti, ni de la gordos en general, se trata de que mucha gente juzga a simple vista, basándose exclusivamente en la apariencia física. Y eso es injusto para quien recibe ese mal intencionado comentario de alguien que no te conoce absolutamente de nada. Yo soy delgada, toda mi vida lo he sido ( metabolismo, en mi casa siempre hemos comido muy sano y me encanta hacer deporte) Pero toda mi vída he tenido que escuchar comentarios con el único proposito de herirme sobre mi peso y aspecto físico.
    Hasta en uno de mis trabajos ( en una gran multinacional) al trasladarme de ciudad sufrí acoso laboral de mi jefa directa, hasta el punto de tener que pedir la baja por depresión, negociar con Rrhh y abandonar un puesto. Prometedor … Y el acoso se basaba únicamente en ser juzganda todos los días por mi físico, Infravalorándo mi trabajo por ser guapa y vestir bien, cuando habia sido contratada por tener dos carreras, master y hablar idiomas.
    Con ello solo quiero decir que la mayoría de la criticas no constructivas, vienen de gente muy acomplejada, que trata de hacer de menos a los demás para así creerse ellos por encima, cuando en realidad lo que hacen es hundirse a si mismos.
    Ánimo y a continuar!! Qué pasó con Eme??

    Me gusta

  8. Tienes razón Raki, me he pasado, pido disculpas, y doy mis razones: Me parece que es un buen tío que está en una mala época, y debería intentar salir del pozo sin arrastrar a nadie. Una forma de empezar a salir es enfocando sus escritos en positivo, ley de atracción. Disculpa, Goyo.

    Me gusta

  9. Hola, me gusta mucho como escribes y no entiendo todas las críticas que te están lloviendo. Creo que en tus relatos hay ficción y hay realidad y la gente lo lee como si fuera tu diario persona. Animo y no dejes que te afecten!👏👏😘😘

    Me gusta

  10. Simplemente genial!!
    Me ha encantado la frase de na abuela:)
    Y sobre todas las cosas que ames a tu cuerpo por encima y por debajo de los cánones sociales. Yo era la amiga del chico,la chica gorda, del hay, del gitano. Y todos ellos me demostraron ser personas increíbles, así que me hubiera dado mucha pena haberme perdido conocer a esa gente.

    Me gusta

  11. Querida Noelia: Cuando hablé de ” la más fea de todas, una gorda con granos”, no me reí de su físico ni la insulté por ello. Simplemente quería dejar claro que fue la única que sintió empatía porque al no ser la líder se fijó en el chico gordo, porque ella ha vivido lo que yo. Tú has cometido lo que se llama un “sesgo atributivo”. Es decir, que ves en el texto lo que no hay porque vas determinada a buscarlo. Quizá yo debería haberlo explicado mejor, pero está claro que solo había una descripción, no había comentarios insultantes. Eres tú la que cree que GORDO es un insulto, cuando no lo es. Cuando seas capaz de ver que gordo o flaco es algo como rubio o moreno, habremos avanzado un poquito. Yo soy gordo, sí. Y ya está. Y siempre lo he dicho, Desde mis primeros post. No he dicho “soy rellenito” o “soy fornido” o “soy entrado en carnes”. También he dicho que soy bajito. Cuando empieces a dejar de pensar que gordo es un insulto, no pensarás que allí había un insulto. Me gustaría que te sentaras a pensar sobre ello, por favor. Porque según eso yo me estoy insultando a mí mismo desde el principio cuando me defino como gordo y bajito. Y no me insulto. Soy gordo y bajito. Eso no me ha impedido nada en la vida. Y no tengo granos, pero si los tuviera no me habría impedido nada. Aquella chica fea, gorda y con granos fue la única con un poco de decencia

    Me gusta

    1. Por esa misma regla de 3, potxolo no te insultó: solo dijo que le dabas asco y describió que eras un gordo seboso con lorzas.
      Sientate tu a reflexionar sobre las cosas que te comentamos también ☺
      Te devuelvo tu comentario condescendiente de vuelta.

      Me gusta

  12. Para Gatalilka. En el post se dice que ” me aconsté con una chica increíblemente bella que iba muy, muy , muy borracha”. Error mío no aclarar que se fue a casa conmigo borracha pero se quedó dormida. Tuvo sexo conmigo a la mañana siguiente, serena y porque lo inició ella. Puedes comprobarlo viendo el post escrito más o menos hace un mes. Siento haber creado un malentendido pero no sabía quet tenía a la policia del pensamiento vigilando el blog

    Me gusta

  13. Para Palowin. Pues verás, dejé Bilbao por consejo precisamente de un doctor psiquiatra y de un psicólogo. No solo porque me dejó mi novia sino porque mi madre tiene un problema ( del que a veces he hablado aquí, muy por encima) y no era recomendable en aquel momento que estuviera cerca de ella. O sea, que no te preocupes que estoy supervisado. Te sorprenderá saber que ni el uno ni el otro opinaron que yo estuviera muy mal ni que estuviera haciendo daño a nadie. Opinaban que estaba deprimido porque me había tocado vivir una historia que muy poca gente habría podido superar y en una situación muy particular. Pero yo tenía lo que se llama una “depresion reactiva”. Es decir, la respuesta NORMAL a una situación altamente estresante. No tenia ningún trastorno de personalidad ni nada por el estilo
    Sin embargo lo de insultar a alguien que no conoces de nada, permitirte darle consejos, decirle que está muy mal y que está haciendo daño a los que le rodean tiene varios nombres: Uno es transferencia negativa. la transferencia negativa. Y si quieres que use jerga te puedo decir que la transferencia negativa es un correlato de la tensión en la estructura narcisista del sujeto, referidos
    a los comienzos de dicha estructuración; ¿ Quieres que siga usando jerga?La agresividad le permite al sujeto construir una imagen de sí fuerte, poderosa, dominante y también corregir una imagen
    del otro, que aparece débil, agredido, dominado. Es decir, le permite cambiar la relación con el otro; le permite producir imágenes y relaciones subjetivas. Es decir, que si tú te permites analizarme, permiteme hacerlo a mí: Tú transfieres en mí ( a quien no conoces de nada) la rabia que otra persona o situación te provoca y me insultas porque así te sientes fuerte. Porque yo en todo este tiempo no he dicho nunca cual es la carrera que estudio y en la que estoy haciendo un master, porque no viene a cuento, pero si nos ponemos a hacer psicoanalistas de pacotilla creo, querida desconocida, que aparentemente estás mucho peor que yo. Y tengo las herramientas suficientes para hacer un análisis o al menos para exponerlos con mejores argumentos que tú.

    Me gusta

  14. Querido Loser ¿No vas a escribir más? Me enganché a tus escritos, porque escribes muuuuy bien, y te pasan cosas. Por mucha tierra que te eches tú mismo por arriba, te pasan cosas y hay a quien nunca le pasa nada.
    Si te marchas (ojalá que no!), estaría bien un último post de despedida. Pero no desaparezcas así, hombre. O mejor aún, no desaparezcas en absoluto. Espero que no estés enfermo. En fin, te envío energía positiva desde Gran Canaria

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s