Infieles y torturadores psicológicos

Soy Un Loser

Este puente me he quedado en Madrid y me han pasado cosas muy raras.

En primer lugar, Eme ha reaparecido en mi vida, de forma fugaz y muy violenta, pero eso ya os lo contaré. En otro post.

 He conocido a La chica de las Manzanas en vivo y en directo, pero eso ya os lo contaré . En otro post.

 Y he leído una novela que me ha dejado totalmente tocado, porque narraba la relación entre Mina y yo, pero desde un punto de vista contrario. La que lo narraba era una librosmujer, y hablaba sobre su relación con un hombre.

Era una novela que le habían enviado a David desde una editorial. Nadie esperaba que la acabara leyendo yo. Yo menos que nadie. Empecé a hojearla y me enganché. La historia era otra, pero la situación muy parecida.

Era una historia parecida a la que vivimos Mina y yo. Mina y yo estuvimos juntos, lo dejamos, ella se fue con Asier, lo dejaron, nosotros volvimos juntos.

En la novela, la chica vive con un chico, ella se entera de que él le es infiel, lo dejan. Y vuelven juntos. En el momento en que ella regresa, ha firmado su sentencia de muerte, eso es lo que no se cuenta en la novela. Creo que eso es en la novela falla. No a nivel literario, sino a nivel psicológico. En no contar por qué  ella entra en una depresión desde el momento en el que vuelven.

El hombre que está con ella es un auténtico hijo de puta. No porque sea infiel. Eso se lo puedo hasta disculpar. Sino por manipulador y torturador psicológico.

Hay una escena en la que él se va a follar con la amante. Su novia no es tonta. Ya ha pillado un mensaje de la amante en el móvil. La amante dice “quiero follarte.”  Las explicaciones que le han dado, tanto el novio como la amante, son muy estúpidas. Le dicen que la amante iba muy ciega, que se le fue la pinza, que ni sabía lo que escribía. Que le mandó un mensaje así porque llevaba veinte copas encima.

cama-por-hacer

Después, el novio le dice que se va a cenar precisamente con esa chica, la misma chica que le envió un mensaje diciendo “quiero follarte”  porque tienen una reunión de trabajo (ellos trabajan juntos).  La presunta cena a la que quedan por motivos de trabajo no tiene pies ni cabeza. Si quieres solucionar algo de trabajo no quedas precisamente a cenar, quedas en la oficina. Cuando el chico desconecta el teléfono y llega tarde esa misma noche,  su novia suma dos y dos y le exige explicaciones, indignada. Y él, en lugar de reconocer toda la verdad, le llama a ella celotímica, le hace pensar que está loca, la mi-relacic3b3n-serc3a1-150x150culpabiliza, la humilla, la somete a una auténtica tortura psicológica. Otra persona un poco más sana habría reconocido la verdad, sin más. Esa es la diferencia entre un simple infiel y un torturador.

En fin, que ella consigue conectarse al ordenador de él, y descubre los mails que los dos se cruzan. Y sí, están liados, claro.

Para reconquistarla, él usa una táctica muy típica que hemos empleado todos los que sabemos escribir. Escribirle algo. Eso es fácil. Yo mismo lo  he hecho. Y funciona, claro. Yo mismo le he escrito a alguien un mail diario hasta que volvió. (Hace años de eso, antes de Mina, antes de que yo fuera un loser gordo, cuando no existía el WhatsApp). Y vuelven. Pero escribir todos los días, para los que sabemos escribir, no supone un esfuerzo especial. Él no hace nada especial. Ha perdido un juguete y lucha por recuperar su juguete. Lo realmente digno hubiera sido aceptar su derrota, aceptar que era un hijo de puta y dejar que su ex novia reconstruyera su vida. Apartarse de ella. Pero él no es una persona digna. Y su ex novia tiene un problema de dependencia emocional.

Lo que me falla en la segunda parte de la novela es que la novelista no explica  bien por qué esa mujer se deprime. Y se deprime porque vuelve con un maltratador psicológico. Con un mentiroso profesional. Por eso me deprimí yo cuando volví con Mina.

El hecho de que ella se ponga a buscar obsesivamente pruebas de su infidelidad en todas las redes es bastante normal. Ella es inteligente, y ve que él le miente. Por lo tanto, para asegurarse de que no está loca, de que lo que ella sospecha está pasando de verdad, de que  es real, tiene que tener pruebas, porque él le está negando la realidad constantemente.

Es lo que me sucedió a mí con Mina. Y ella, la protagonista de la novela en el fondo, sabe de sobra que para él ella no es más que uno de esos vinos de marca que el atesora. En la imagen de triunfador que él ha construido (un crack, se dice en la novela), hace falta una novia. Un hombre así no puede no tener novia. Un hombre así necesita una novia bellísima. Pero la novia bellísima es como las sillas de diseño, los vinos caros o los gadgets con los que juega (se dice que tiene iPhone y iPad) . Ella es un accesorio más. Un accesorio bonito. Algo que decora. El interior no importa. Por eso él ni siquiera lee lo que ella escribe. Eso me pareció brutal de bestia. En la novela se cuenta que ella intenta escribir una novela y que él nunca lee lo que ella escribe, aunque sí lee otros libros que se ponen de moda.

survive.png

Por eso me parece que la segunda parte está mal construida. Porque no explica bien cómo te llegas a deprimir cuando descubres, como descubrí yo, como te mienten.  Porque yo, como he vivido situaciones parecidas, sé perfectamente lo que sucede, pero tal y como se cuenta en la novela parece que ella se deprime de la nada. Y ella no se deprime de la nada. Ella es la víctima de un monstruo que la usa, que no la quiere, porque él en realidad no sabe querer, no puede querer. Eso es lo que sentí yo.

Pero la novela me parece impecablemente escrita y muy bien narrada. Si has contado tu historia, querida autora de la novela, que nunca vas a leer este blog, quiero que tengas claro que tu depresión fue reactiva: el resultado de un maltrato. Y que me alegra mucho que tuvieras el valor de dejarle por fin. Otras se quedan, o tienen un hijo con él. Y acaban mucho peor que acabaste tú. Y espero que una de sus amantes casadas le pegue una ETS y a él se le caiga la polla en pedacitos. Por cabrón.

Si alguien quiere saber cómo se titula esa novela, pues que me lo pregunte en los comentarios. Dejadme comentarios por favor, que soy muy narciso y me gusta leer comentarios.

Sigo recomendándoos canciones, como siempre.

Son canciones que tratan sobre infidelidades.

Y como siempre, os dejo unos temas indies y unos temas mainstream.

Ellos. ‘O tú o yo o él’  (TEMAZO)

Rihanna. ‘Unfaithful’

Shakira. ‘Si te vas’

Calvin Harris. ‘My way’

Sígueme en…

Twitter
Facebook
Instagram

Anuncios

21 comentarios en “Infieles y torturadores psicológicos

  1. Yo también quiero el título porfa, porfaaaaaaaaa… Sufrí a un tremendo cabronazo, adicto al sexo, maltratador psicológico. Nunca pude dejarlo. La historia terminó cuando a mis 35 años me dio un ictus. De un día para otro me vi en una silla de ruedas con medio cuerpo paralizado. Los médicos no sabían explicar el motivo. Mis “otros” médicos (homeópata, akupuntora…) me dijeron que fue por sufrir mucho durante mucho tiempo (unos 10 años). A mí el ictus me quitó la venda, y a él lo espantó y salió corriendo en busca de prados más verdes. Por supuesto nunca me quiso ni le importé una mierda… Me pregunto ¿debería escribir yo también un blog? ¿O quizás un libro? Porque ahora sí sé lo que es el amor, una relación sana y maravillosa con un hombre que me quiere de verdad, que me acepta como soy. Reímos, follamos, somos amigos, cómplices… Todo como siempre debió haber sido. Un abrazo querido loser, siempre hay esperanza. Si yo pude encontrar el amor tú también puedes. Lo sé…

    Me gusta

  2. Hola!! Yo también estoy interesada en el título!!
    Gracias por continuar compartiendo tus escritos… Quedo a la espera de los siguientes!

    Me gusta

  3. Interesante reflexión del autor de este post…. pero uff….. No sé si quiero leer el libro… me llenaría de rabia y lágrimas…. nos puede pasar a todos, tenemos que creernos a nosotros mismos, a nuestra realidad, a nuestra intuición….y no creer que la realidad de otro es más realidad…

    Me gusta

  4. Hola, dios mio es mi pura vida actualmente, x favor titulo del libro, yo quiero volar dd mi relación pero no se el por q aun sigo aquí, nl soy uns chica sin experiencia soy ya una mujer de 43 años, engañandose a si misma x no estar sola y dependiente por ahora de el, aunque en el fondo me da penaaa de el x q ni se imagina lo jodidamente q estara el dia q vuele de su lado…. Hay ando… Me encanta lo q describistes, nada dura toda uns vida….

    Me gusta

  5. Me dices el título? Conocí de cerca esa forma de abuso y desde entonces leo sobre el acoso moral desde el libro de Irigoyen “El acoso moral” hasta la novela de tu tía Lucía “De todo lo visible y lo invisible “.
    By the way… me gustan mucho tus posts y tu forma de escribir. Gracias por escribir.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s