Cuando buscas a tu madre en tu novia

Soy Un Loser

Queridos y queridas,

 Uno es un perdedor pero resulta que ha recibido mensajes de sus ídolos. Escandar Algeet me ha tuiteado y La habitación Roja me ha dejado un mensaje en el blog. Se supone que con eso he dejado de ser un perdedor y ya soy no lo que se dice un triunfador precisamente pero sí un chico contento y feliz.

Mentira.

Captura de pantalla 2017-04-19 a las 14.51.10Captura de pantalla 2017-04-19 a las 14.51.46

Una cosa es que esté encantado, que lo estoy, no quepo en mí de gozo, eso es cierto. Y de verdad no puedo estar más agradecido. En eso se ve cuando la gente es muy grande, cuando se es tan grande que no le importa a uno hablar con los más pequeños.

Por lo tanto, Gracias Escandar y gracias chicos de la Habitación Roja, Si antes os admiraba ahora os admiro mucho más.

Pero ser un loser es como ser un diamante. Un diamante es para siempre. Y un loser también.

Cuando empecé a escribir aquí os dije que estaba deprimido porque me había dejado una novia. Si alguien me ha seguido desde que empecé sabrá que la dejé yo pero porque no me quedó otro remedio.

El caso es que estos días que he pasado en Bilbao me la he vuelto a encontrar, y he estado en casa de mi madre también. Y tanto mi madre como mi ex novia son altamente tóxicas. 

Y cualquier psicoanalista de tercera regional os diría que si elegí a una novia tóxica era porque en el fondo iba buscando solucionar el problema de mi madre tóxica. O sea, es como si te dices “voy a meterme en el mismo problema, el mismo escenario, el mismo guión, con la misma protagonista, a ver si esta vez consigo darle un final diferente.” Pero no, claro que no puedes darle un final diferente, si las cartas iban marcadas desde el principio.

Para nadie es nuevo que los seres humanos buscamos ciertos rasgos de nuestros padres en las personas que elegimos para compartir la vida.

Muchas teorías se han desarrollado al respecto, desde que a Freud le dio por iniciar la carrera de salida y crear tendencia en el campo “busque a su madre o a su padre en su pareja.” No es algo exclusivo de los hombres heteros ni de los losers, también las chicas buscan a su padre en sus novios, y supongo que las lesbianas buscan a sus madres y los gays a sus padres.

Si de pronto te das cuenta de lo parecida que es tu novia a tu mamá, no te preocupes porque no eres el único. Resulta que cuando se trata de buscar pareja, los hombres buscan mujeres con una estructura facial similar a la de sus madres.

Y lo mismo ocurre con las mujeres, que buscan hombres como sus padres. He encontrado en Internet que una na nueva investigación llevada a cabo en Hungría apoya la teoría, presentada en estudios pasados, sobre este fenómeno que los psicólogos llaman “impronta sexual”. El estudio en cuestión había demostrado que las mujeres usan la estructura facial de su padre como “patrón” cuando se trata de elegir una pareja, incluso cuando son adoptadas. O sea, que la impronta sexual está regida por la experiencia y no simplemente por los genes.

El tal estudio, llevado a cabo en la Universidad de Pécs analizó los rasgos faciales de 67 parejas de jóvenes que mantenían una relación larga. También estudiaron los rostros de cada uno de sus padres, midiendo proporciones faciales como la relación entre el largo y ancho de la cara, entre la longitud de la nariz y lo largo de la cara, y el ancho y largo de la boca.

Basándose en esos números, los investigadores descubrieron que, en general, la cara del novio de una mujer era más similar a la cara de su padre que a las caras de otros hombres que participaron en el estudio. Y la relación, dicen los autores, fue mucho más marcada en las medidas del centro de la cara, las referentes a la nariz y los ojos.

Los hombres también tenían novias cuyas estructuras faciales eran más parecidas a las de sus madres que a las de otras mujeres en el estudio. Pero en este grupo los hombres al parecer tienden a enfocarse en la parte inferior de la cara, es decir, la quijada y los labios de sus novias son similares a los de sus madres.

La impronta sexual ya fue demostrada en estudios llevados a cabo con animales. En éstos se probó que la exposición al macho o hembra adulto predispone al animal joven a Konrad-Lorenzaparearse con un ejemplar que se parezca a sus padres. Si queréis saber más de esto os leéis un libro muy chulo que yo leí de peque que es Konrad Lorenz y que se llama “Hablaba con las bestias los peces y los pájaros”, y que es muy divertido, en serio. Me lo vais a agradecer. De nada.

Bueno, pues no es que Mina se pareciera a mi madre en la cara, que probablemente también ( total, las mujeres vascas se parecen todas entre ellas: mentón prominente, nariz grande, labios pequeños, barbilla puntiguda).

Es que ambas tienen el mismo carácter de mierda, también muy vasco.  O sea, pueden ser muy cariñosas cuando quieren. Pero solo cuando quieren. Y cuando no quieren, pues te jodes. 

No sé donde leí que las mujeres vascas eran excelentes madres y esposas. Pues deben ser las otras mujeres vascas. Baste decir que cuando llega el día de la madre y yo leo esos post que la gente cuelga en Facebook que estás a punto de que te dé un coma diabético en plan “amo a mi madre”, “le debo todo”, “mi mamá me mima”, “amo a mi mamá”, etc, etc, me pregunto si yo seré extraterrestre o qué porque a mi mi madre no me ha mimado nunca o vale, como el roce hace el cariño y tal yo no tengo más remedio que quererla pero aguantarla, lo que se dice agunatarla, me resulta francamente difícil.

En cuanto a mi aita (padre), ése es de darle de comer aparte y no sé siquiera si merecería un post.

Mañana os cuento el encuentro con Mina en Bilbao que no tiene desperdicio. 

Y os dejo una bonita cancioncita hasta entonces.

Dedicada a mi mamá. Realmente es una canción preciosa, la chica tiene una voz maravillosa y además define mi infancia al cien por cien. 

Si me dejáis comentarios decidme si os gusta este tema porque a mí me vuelve loco, la verdad.

 

 

Sígueme en…

Twitter
Facebook
Instagram

 

 

Anuncios

3 comentarios en “Cuando buscas a tu madre en tu novia

  1. Me gusta tu post y creo que es bastante certero. Conozco dos casos próximos a mí en los que la novia y la madre (incluso la hermana) son clavadas. También conozco casos en no tienen absolutamente nada que ver. Personalmente, me he sentido físicamente atraída por hombres de ojos claros y, sin embargo, mi padre los tenía marrones. Será que crecí en Magaluf, rodeada de guiris… De todas formas, me considero eso que vosotros llamáis ‘demisapio’. Por cierto, es muy duro para una madre que su hijo no quiera ir al cole, al menos lo es para mí. Mi hija no pisó uno hasta que tuvo cuatro años y ha ido siempre contentísima, hasta ahora. De repente, no quiere ir.

    Me gusta

  2. Joo… Muy buena la canción! Se me ha escapado una lagrimita…
    Este post me ha gustado y no reo que seas un loser, creo que eres valiente. Valiente no es aquel que teme. Valiente es quien teme y se atreve.
    Un puñetazo lo de la Habitación Roja, vi su comentario y creí que eran colegas tuyos.
    Ánimo y por favor cuenta ya lo que pasó con Mina, llevo días a la intrigada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s