“Los estúpidos y horribles talent shows, donde la gente canta como canarios, desprecian la canción”

Alejandro Gil Manzanares

Lichis es un artista sincero y directo. No teme criticar, es necesario poner de manifiesto lo que ocurre con la música en este país. Un placer hablar con él y llevar a cabo esta entrevista en la que nos hace ver un poco más allá de lo que bombardean los medios.

-Compositor, cantante, bajista, guitarrista ¿Cómo se define Lichis?

-Soy un músico en estos tiempos que corren, todos los músicos que conozco tienen que hacer un montón de cosas para sobrevivir.

-¿Qué esperas de ‘Mariposas’, tu nuevo disco?

-Sacas los discos porque tienes la necesidad de hacerlo, porque es lo que te gusta y Lichis-Mariposasporque no puedes vivir sin ello, lo que ocurra después eso nunca se sabe. Sí es un poco más de tierra de por medio de mi época en La Cabra y la continuación de ‘Modo Avión’. Espero que el público vaya entendiendo poco a poco este cambio y que estamos en otra batalla del juego.

-¿De qué canción te sientes más orgulloso?

-Ahora es complicado, son como tus hijos… También está el proceso contrario, cuando acabas de grabar, terminas tan cansado de las canciones, que las amas y las odias a partes iguales. Supongo que ahora mi entusiasmo se concentra más en creerme los nuevos bocetos que estoy haciendo.

-¿Han cambiado mucho las canciones desde aquellos primeros bocetos a una vez grabadas?

-En cuanto a los singles por ejemplo, son una mierda, no te queda más remedio que hacerlos, pero no tienen porqué ser forzosamente la mejor ni la peor canción. Con el tiempo vas afinando y las canciones se parecen más a lo que tú tenías en la cabeza.

Lichis-portada

-¿Ya están elegidas las canciones que compondrán la segunda parte del disco?

-No, las estoy trabajando aún. La idea de ir sacando EPs ya de por sí es poderosa, no hace falta más. Tenemos una oferta de música enorme y además estamos en un momento muy bueno de eclosión de bandas en todo tipo de estilos y muy poco tiempo para escucharlas. Este momento se asemeja mucho a los 50 o 60, donde el single y el EP eran un medio muy potente y además permiten estar sacando novedades cada muy poco tiempo, que es algo que el público demanda.

En mi faceta de productor, también suelo dividir los discos en 5 y 5 temas, te permite una mayor frescura ya que el trabajo en estudio es muy tedioso.

-¿Cómo de personal es lo que escribes?

-En ocasiones lo es y en otras no. Son personales en el sentido de que tus sentimientos y percepciones de lo que ves están ahí, eres un tamiz por el que pasan. Hay cosas autobiográficas y otras no, otras son fantasías, acontecimientos de la vida…

-¿Se valora poco a los compositores?

Se valora poco a la música. A los compositores también, porque vivimos en tiempos de revival. El público, muy auténtico y exigente con los artistas, ahora va a un concierto de esas bandas y cuando escuchan un tema nuevo se frustran: ¡Joé tío, yo he venido a ver los grandes éxitos!

Tú ves estos estúpidos y horribles talent shows, donde la gente canta como canarios, hasta desprecian la canción, un tipo haciendo requiebros, trinos y gorgoritos, bribribabdabi. No se está enseñando a una nueva generación de intérpretes a tratar de meterse en la canción y hacerla suya, las canciones son simplemente una excusa para el lucimiento.

-¿A qué músico echas de menos?

-A muchos y a ninguno, creo que también los músicos hemos de tener un momento, mola que tengamos una época y reconocimiento pero también que seamos dignamente olvidados y demos paso a otra generación. Sobre todo echo de menos una época, ahora se ha pasado a otra en la que la música importa más bien poco y sobre todo aquí, echo de menos un término medio en el que pudiera haber oportunidad y respeto por todos.

-¿Piensas que hay ciertos artistas que no dejan hueco a grupos nuevos?

-Deberían poder conjugarse las dos cosas porque ambas son importantes. La música rock y pop son tradicionales, vienen de una herencia de antiguos grupos. El problema es más de los medios que de los músicos. La radio sigue siendo el medio fundamental, escuchamos la música de forma pasiva en el coche o en un centro comercial y todo se ha focalizado en artistas dispuestos a pagar el peaje cada vez más alto que las radios imponen, o si no, los grandes nombres del pasado que ya han cedido sus derechos y negocian con las radios para que obtengan dividendos sustanciosos por seguir pinchando revivals. Es posible que el problema esté mucho más ahí que en los músicos.

-Tú que has estado muchos años viviendo en Madrid, debe ser doloroso para ti ver como se lleva capando la música y la cultura en esta ciudad durante tanto tiempo…

-Abandoné los estudios muy temprano para poder dedicarme a esto y trabajé de lo que podía para pagarme mis instrumentos… Me di cuenta que tocando de lunes a lunes ganaba lo mismo que cavando zanjas, hice de la música mi forma de vida. Era una época de eclosión y aún así no se cuidó el tema. Vas a los conciertos y te das cuenta de que hay más gasto en el equipo del propio grupo que en lo que hay en la sala para tocar… Los garitos todos suenan horribles, no hay una cultura como en otros países. No se creen necesarias unas condiciones ni siquiera básicas.

-¿Es algo cultural?

-Sí. Cuando una persona va por primera vez a ver un concierto, lo más probable es que no vuelva, porque los conciertos suenan horribles, se ven mal. Aquí se ha perdido una oportunidad muy grande. En los 80, se vendió la imagen de modernidad de Madrid que sirvió a la política. Cuando eso dejó de interesar, le dieron la patada. En el momento en que alguna alcaldía pueda entender que Madrid es una especie de Broadway, musicales, conciertos, cine, porque además ¿Qué vamos a vender aquí? ¿La taza de café en la Plaza Mayor?

-¿Y en cuanto a la música electrónica?

La gente joven se ha ido a las discotecas porque esta música, por lo general, se toca en espacios donde se ha cuidado la acústica para que si tú estás en la barra tomando una copa, lo escuches perfectamente. Se ofrece un espectáculo de calidad independientemente de los gustos, la gente recibe calidad por lo que paga en una entrada. Nosotros tenemos que hacer lo mismo. No vas a servir copas si no tienes una máquina de hielo, ¿no? ¿Por qué no se aplica ese mismo concepto a la música en directo?

Fotografías-promo-Lichis-Mariposas_©LAC_35.jpeg

-¿Qué disco me recomiendas comprar?

-Hay muchos discos buenos que comprar. Estas listas de los 10 mejores discos, déjate de listas, hay tanta música…

-Te voy a hacer pensar… Despide la entrevista con una frase de tu nuevo disco.

-Uf, complicado… – piensa unos segundos – Himnos de estadio en tugurios vacíos, blues del crowdfunding para working class heroes.

Sigue a Lichis en…

Twitter
Facebook
Instagram

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s