Me odio y me quiero morir

Soy Un Loser

Ayer estaba en la biblioteca cuando de repente empezó a dolerme el pecho mucho, mucho, mucho.

Después empecé a sudar.

Y al momento me llegaron unas arcadas a la boca. Me dio el tiempo justo para salir a la puerta y vomitar el desayuno. No sabía lo que me estaba pasando así que busqué en San Google. “Dolor en el pecho + vómitos”

Y ¿qué es lo primero que aparece con todos esos síntomas? Infarto de miocardio y angina de pecho.

Como alma que lleva el diablo, me presento en el ambulatorio de salud más cercano, que casualmente está al lado de la biblioteca, blanco como una hoja de papel y sudando como una monja con retraso.  Me dirijo al mostrador de información donde la señora estaba hablando con otra señora y se estaban tirando horas charlando sobre no sé qué. A mí me dolía cada vez más el pecho, con unos pinchazos agudísimos. Por fin, se me ocurre interrumpir.

-Disculpe, pero creo que me está dando un infarto.

-Chaval, ¿no ves que estoy hablando con esta señora?

-Ya, pero le digo que me está dando un infarto.

-Qué infarto, ni qué infarta, si te hubiera dado un infarto no estarías de pie.

-Sí, pero es que me está pinchando el pecho

-A ver, dame tu tarjeta de salud.

Se la doy

-Aquí dice que eres de Getxo.

-Sí, soy de Getxo, pero es que ya le digo que creo que me está dando un infarto…

La señora me mira como si fuera tonto.

-Los jóvenes que sois todos unos exagerados. Anda, vete a la sala trece.

Me voy para la sala trece y espero en una sala, llorando de dolor hasta que me dicen que pase. El hecho de que me reciba una doctora muy guapa y me pille llorando no arregla las cosas. Le cuento lo que me ha pasado y me dice que me vaya a otra sala donde me ponen unos electrodos en las manos y en los pies. Me miden y me dicen que no me preocupe, que está todo normal. Luego me toman la tensión.

-Niño, tú tienes la tensión altísima- me dice la enfermera.-  Anda, vete al mostrador con este volante – el pecho me sigue doliendo. Regreso al mostrador de la tía borde y me vuelve a enviar a la sala trece. Qué número de mal fario.

Me tienen esperando allí durante una media hora hasta que me vuelve a recibir la doctora guapa. La doctora guapa me pide que me quite la camiseta y me ausculta. Se me cae la cara de vergüenza esta vez porque sé que estoy gordo y blanco como un sudario. Además he sudado tanto que huelo.

-Siéntate – me ordena la doctora. Obedezco. Ella continua – Mira, tienes una contractura en el pecho que te está pinzando y por eso te duele tanto, y tienes la tensión altísima. Me parece que lo que has sufrido es un ataque de pánico. No sientas vergüenza – sí, yo sentía vergüenza – porque se parecen mucho. De hecho, hay que ir un médico para estar seguro y que te haga un electro para descartarlo.  Justo lo que has hecho tú, en caso de duda  ir al médico por mucha vergüenza que te dé o reparo o lo que sea, la salud es lo primero. Porque  hay muchos síntomas similares entre un ataque al corazón y un ataque de ansiedad. Aquí ha venido gente a la que incluso se le ha adormecido el brazo. Dime ¿has estado muy estresado últimamente?

-Sí, mucho – le respondo.

-¿Tomas antidepresivos?

Me da vergüenza contarle que me recetaron antidepresivos pero que engordaban y que por eso los dejé.

La doctora me dice que tengo que perder peso (como si no lo supiera porque tengo la tensión excesivamente alta para un chico de mi edad) y que tengo que hacer deporte (como si tampoco lo supiera)  porque cuando haces deporte el cuerpo se relaja al completo, los músculos cogen temperatura y cuando terminas y estiras vuelven a su medida original y digamos que te “descontracturas” y  pierdes esa rigidez muscular que tenías y que demás, cuando te machacas un poco el chute de endorfinas es la droga más potente que existe y que bla bla bla y mientras me habla yo directamente me quiero morir.

Me odio y me quiero morir.

Mientras escribo esto,  05/0472017 hace exactamente 23 años que Kurt Cobain se suicidó.

Aunque esto lo publicará David mañana.

 

 

Anuncios

2 comentarios en “Me odio y me quiero morir

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s