Cómo ser un loser en 7 cómodos pasos

Soy Un Loser

Mi tía está muy metida en eso de la escritura terapéutica y me guió para que escribiera este cuento:

  1. Había una vez un chico inseguro, tímido y atormentado. Era gordo, o se veía gordo. Quizá no era tan gordo como él creía, pero siempre que salía a la calle se sentía gordo.
  2. En el pasado había tenido una novia. La había tratado tan mal como se puede tratar a una novia. Quizá por aquello que decía Groucho Marx de que él no quería estar en un club en el que le admitieran a él como socio. Nuestro antihéroe dejo a su novia, y al poco la novia encontró a otro novio. Delgado.
  3. Durante ocho meses nuestro antihéroe se dedicó a stalkear a su ex novia en redes sociales. Cada día, entraba en sus perfiles de Twitter e Instagram. Cada día, se mortificaba un poco pensando que su ex novia estaba ahora con un tipo moderno, delgado, artista.
  4. Y un día se empezó a dar cuenta de que la ex novia no posteaba nada sobre el nuevo novio. Y sospechó que aquello habría acabado. Y llamó a la ex novia. Y descubrió que, efectivamente, había acabado.
  5. Y reinició la relación con la ex novia pero aquello acabó mal. Porque la ex novia que volvía a ser novia solo pensaba en el que ahora era ex novio, ese tipo moderno y delgado. Y hablaba constantemente de él, y de lo bueno que estaba.
  6. Y un día la ex novia se cabreó por una tontería tal como que el antihéroe gordito le había llamado a la hora de comer y le había interrumpido la comida. Y se puso a soltar gritos. Y nuestro antihéroe gordito entendió que la novia que había sido ex novia y después novia de nuevo ahora volvería a ser ex novia, porque ella nunca le había perdonado a él que le dejara aquella primera vez.
  7. Desde entonces nuestro antihéroe apenas dormía y no hacía más que comer para calmar la ansiedad. Engordó más todavía. Y decidió coger todos sus ahorros y machar una temporada a Madrid a ver a su primo.

Y cuando llegó a Madrid, se dio cuenta de que tenía que dejar de comer como un obseso y decidió iniciar una dieta seria. Y dos meses después salió a la calle, perdió la timidez y encontró a una novia nueva, mucho mejor que la anterior.  Una chica que le dio por fin mucho Amor. Amor con A mayúscula. ¡Todo era amor… amor! Amor pasado por agua, amor frito, amor rehogado, amor de chocolate y de vainilla, amor con leche.   Amor al portador, amor a plazos, amor subvencionado, amor preferente. Amor analizable, analizado. Amor terrestre y amor ultramarino. Amor sin prevención ni preventivos, amor sin miedo ni chantajes. Amor impostergable. Amor y nada más que amor.

Todo en este cuento es verdad excepto, por supuesto, el último párrafo.

 

Anuncios

4 comentarios en “Cómo ser un loser en 7 cómodos pasos

  1. La vida son experiencias, no todas son malas, aunque las cataloguemos como tal…con la mayoría de ellas aprendemos y maduramos. Sobre todo se aprende que si tratas bien a alguien aunque todo se vaya al garate esa persona siempre guardará buen recuerdo tuyo y aunque no lo guarde está lo que de verdad importa, tú, te defines y te moldeas con las relaciones sociales, hablan por ti, son tu carta de presentación y para mí eso lo es todo. De todas formas aunque no soy rencorosa no creo en las segundas oportunidades en la pareja…lo que antes no funcionaba no funcionará, es un hecho (salvo contadísimas ocasiones).

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s