¡Hasta siempre, Rikar Gil!

David Hernández

Sonaba ‘Some might say’ de Oasis. Como cada mañana de domingo, escuchaba algo de música mientras curioseaba por las redes sociales. Pero no era una mañana cualquiera de domingo. Nada más abrir Facebook, me encontraba con un tristísimo post del actor Fernando Ramallo. No podía ni quería creer lo que mis ojos estaban viendo. Lo llamé y me confirmó la triste noticia, Rikar Gil se había ido para siempre.

Conocí a Rikar en la Sala Tú, uno de esos pequeños teatros independientes madrileños donde uno, a veces, se encuentra con grandes textos y genios de la interpretación que incomprensiblemente no vemos por televisión. Rikar me emocionó sobre el escenario, pero, más aún, después, cuando nos fuimos a tomar algo al bar de al lado al finalizar la función. Luego, vinieron más montajes y muchas más conversaciones. Recuerdo una tarde en la que le saludé cuando pasaba por mi lado montado en su furgo y me hizo subirme hasta el final de la calle para tener al menos cuatro minutos de charla.

Rikar nos ha dejado en el momento en el que comenzaba, por fin, a despuntar su carrera. Todo su esfuerzo y su gran trabajo comenzaba a dar frutos. Recientemente, lo hemos podido ver realizando personajes episódicos en ‘Buscando El Norte’, ‘El Caso’ o ‘El Ministerio del Tiempo’. Aunque han podido disfrutar más de él en Cataluña, en la TV3, con rikar-gil-actorun personaje fijo en la pasada temporada de la telenovela ‘La Riera’. 2016 fue un buen año para él, en el que no dejó de trabajar y en el que consiguió incluso la nominación a mejor actor en el Festival Iberoamericano de Cortometrajes por su papel en ‘Cambio de Sentido’.

Hoy, toda la profesión despide a Rikar a través de las redes sociales con una profunda tristeza. Se va una gran persona, con quien todo el mundo estaba siempre encantado de trabajar. De esas pocas, que se vuelcan siempre en los demás. Un joven lleno de energía positiva, que inundaba a todos con su sonrisa. Siempre dispuesto a ayudar. Con Rikar uno se podía pasar dos-tres meses sin hablar, pero sabías que estaba ahí, que nunca te iba a fallar.

Nos quedó un café pendiente, pero estoy seguro que algún día volveremos a encontrarnos y nos lo tomaremos por allí arriba. ¡Buen viaje!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s