“Es imposible hacer un Shakespeare si eres negro”

David Hernández

El Rey León’ es el musical de mayor éxito de nuestro país en este momento. Tras seis temporadas, sigue agotando localidades. Para disfrutar del montaje en fin de semana, hay que comprar las entradas con mucha antelación. Incluso, las agencias de viajes ofertan paquetes con transporte, alojamiento y entradas para ver el musical. Hay quienes repiten y vuelven al teatro hasta una decena de veces.

Seis años de éxito en los que el elenco ha ido variando. Del cuerpo de bailarines, sólo hay uno que se ha mantenido en escena todo este tiempo: Julio Joseph. Este joven dominicano llegó hace una década para estudiar en el prestigioso Instituto de Alicia Alonso. En su país, ya había trabajado en danza, teatro, cine y televisión y aprovechó la oportunidad de poder estudiar en España para intentar labrarse un futuro en la escena de nuestro país.

motv-david-hernandez-entrevista-julio-joseph

En las alturas de Madrid, con la ciudad bajo nuestros pies, el bailarín me cuenta que comenzó a involucrarse en la danza siendo “muy pequeñito” porque le daba “mucha curiosidad el escenario.” “Me decían que tenía histrionismo cuando hacía los espectáculos de fin de curso.” – explica. “Sobre los 7 u 8 años me empezó a suscitar curiosidad. Entré en la escuela de teatro y, allí, se dieron cuenta de que tenía aptitudes para la danza. Fui compaginando la escuela de teatro con la de danza.”

– ¿Cómo es ser bailarín en la República Dominicana? Si para un niño ya es complicado serlo en España, en tu país imagino que será aún más difícil.

img_1733– Sí. Yo era el único chico de la escuela de danza. Por aquel entonces, estaba la película de ‘Billy Elliot’, que ayudaba un poco. Pero yo no lo veía complicado porque estaba en otro mundo. Hacía lo que me gustaba y no miraba más allá. ¡Disfrutaba y ya está!

– Pero sí llegaste a tener algún problema.

– Con el tiempo, me di cuenta del machismo tan fuerte que había en el país. Cuando empecé a salir a bailar fuera, la gente me gritaba muchas cosas. Pero lo fui asumiendo y, como dicen en el teatro, ponía mi cuarta pared y hacía mi trabajo.

Lo hemos visto recientemente con Carlos Alonso, el madrileño que sufrió bullying en el colegio por querer dedicarse a la danza clásica y que ahora triunfa como solista en el New York Theatre Ballet.

Hay mucho bullying, sobre todo en los barrios. Cuando vas caminando por la calle, te gritan montones de cosas. Pero luego, cuando ya empiezas a salir en televisión y a ser algo reconocido, comienzan a tenerte respeto. Conmigo fue así. Los chicos del barrio pasaban de insultarte a respetarte y admirarte.

– Quizá también ayudó tu carácter, que no te importaba lo que opinaran los demás. Pero es verdad que otros no tienen la misma fuerza interior que tú y, por culpa de unos ignorantes, terminan echando la toalla y viendo frustrados todos sus sueños.

– Tengo amigos que han dejado la danza por ese motivo. Es muy triste.

img_1732

Julio Joseph llegó a España en 2006 para continuar sus estudios. Y, al terminar, se marcó un año de plazo para ver qué carácter tomaba su carrera profesional. “Y no dejé de trabajar nunca,” explica. Ha formado parte de la compañía de danza oriental Luna de Oriente, participó en el musical cubano ‘Solar Son’, bailó en ‘Pájaro de fuego’ en ‘Los Veranos de la Villa’… Y el premio a todo ese esfuerzo fue entrar en ‘El Rey León’.

Pasé tres meses haciendo audiciones hasta que salí seleccionado. – señala. – Cuando estudié danza, mi intención no era hacer musicales, no era lo que más me atraía. Pero empecé a trabajar en algunos en mi país y me fue atrayendo poco a poco.

– Tengo varios amigos actores negros que me suelen contar lo complicado que es ser actor y negro en España. ¿Estás de acuerdo con ellos?

img_1730– Es muy complicado. En mi país, podía hacer un Shakespeare negro y aquí es imposible. Aquí ven como actor shakespeariano un actor blanco. No puedes hacer un Molière… Es imposible hacer un clásico. Aunque parece que, últimamente, para televisión ya están empezando a buscar más actores negros. Me están llamando más para publicidad, hay series como ‘Mar de plástico’…

– El problema es que, en las series de televisión, lo que vemos son negros haciendo de inmigrantes, esclavos… No se tiene en cuenta que la sociedad actual es mucho más plural e interracial y nos encontramos infinidad de negros o asiáticos que han nacido en España. Y eso todavía está costando verlo en el teatro y la televisión.

– Esperemos que eso cambie pronto. Hay mucho talento que se está perdiendo por ese motivo.

– ¿Has tenido algún problema por tu color de piel en nuestro país?

– Cuando llegué, tenían muy reciente el 11-M. Yo iba a la universidad con mi mochila. Y todo el que entrara en el metro con mochila y sin ser español era visto con desconfianza. Y yo que soy el típico que cuando ve una embarazada o una persona mayor, cedo el asiento, recuerdo varias veces en las que, al levantarme del asiento, la señora se iba de un vagón a otro. ¡Y más me asustaba yo porque no entendía el motivo! Pero problemas no he tenido.

– Ya que antes hemos mencionado ‘Mar de plástico’, uno de los actores de la serie, Will Shephard, me ha comentado alguna vez que la policía le pide mucho la documentación por el simple hecho de ser negro.

img_1729– Sí, pero bueno, estoy acostumbrado. En la calle o, cada vez que viajo, en cada aeropuerto de cualquier ciudad europea, siempre me paran a mí. En las calles de Madrid, el último año, no, pero antes sí me pedían a menudo la documentación.

– Quizá porque estás acostumbrado lo ves como algo normal. Pero no lo es. A mí, jamás, me han pedido que me identifique caminando por la calle.

– Yo ya lo veo como algo normal.

– Pero no podemos resignarnos y verlo como algo normal, porque eso no deja de ser racismo. El color de piel de una persona no debe ser motivo para convertirlo automáticamente en sospechoso de algo.

– Al principio, cada vez que me pedían la documentación, por ejemplo, en la estación de Méndez Álvaro, que siempre me paraban, preguntaba por qué. Me decían que era algo rutinario. Pero veía que era el único al que le paraban y le revisaban todo el equipaje. Por entonces, lo pasaba tan mal cuando me revisaban el equipaje y me estresaba tanto que dejé de preocuparme por eso.

Y todo eso debe cambiar para que Julio Joseph pueda cumplir una de sus ilusiones, que es poder trabajar en cine y televisión en nuestro país. Mientras tanto, continúa dándolo todo de sí mismo cada noche como bailarín en ‘El Rey León’, quiere empezar a estudiar doblaje y sacarse de una vez el permiso de conducir. Además, tiene un proyecto personal junto con una amiga que vive en Berlín. Algún día, espera poder crear junto a ella una compañía de fusión de danza y teatro. Y, por si fuera poco, tiene en mente publicar un libro de narrativa y poemas. “Es algo que me hace mucha ilusión,” me dice. “Es un poco todo lo que yo he vivido estos años a modo de poemas. Es muy emotivo.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s